Desde hace unos años se viene hablando en el sector legal de los Proveedores de Servicios Legales Alternativos o ALSPS por sus siglas en inglés («Alterntive Legal Services Providers»), así como de su impacto en la forma en cómo se prestan los servicios legales. Con motivo de esta discusión es recurrente que se cuestione si estos proveedores han sido o no tan disruptivos como se cree. Spoiler: sí lo han sido.

Historia de las ALSPS y su evolución en el Sector Legal

Si bien los ALSPs empiezan a dar sus primeros pasos en el mundo del derecho alrededor del 2000, es hasta los últimos años que empiezan a ganar terreno, principalmente en Estados Unidos y Europa. Esto se debe gracias a un contexto mundial en el que las empresas buscan mayor eficiencia y racionalización del gasto. Hoy más que nunca, los clientes exigen a los abogados una forma diferente de hacer las cosas. Demandan propuestas en la que se les dé más por menos, y, sobre todo, que se les permita tener visibilidad y control de sus presupuestos legales.
Si bien las ALSP han tenido una muy buena acogida alrededor del mundo, es en mercados consolidados como Estados Unidos y el Reino Unido donde han experimentado un mayor crecimiento, mientras que en otras latitudes como América Latina, todavía están en proceso de consolidarse como una opción válida entre los jugadores del sector legal. Prueba de ello es que algunos de los bufetes más importantes de Nueva York como Cleary Gottlieb Steen & Hamilton y del «Magic Circle» de Londres, como Allen & Overy y Eversheds, decidieron aventurarse al mundo de los Proveedores de Servicios Legales Alternativos con propuestas como Cleary X, Peer Point y Konexo.
También vemos como reconocidos rankings como «Chambers» tienen listas en las que clasifican a las ALSPs principalmente de Estados Unidos y UK, y recientemente de España. Lamentablemente todavía no hay ninguna ALSP Latinoamericana en el ranking.

¿Qué son y qué hacen diferente?

Las ALSP son firmas que prestan servicios legales para lo cual recurren a métodos que, como su nombre lo dice, se consideran alternativos o poco convencionales, en comparación a los que utilizan los bufetes tradicionales. Por ejemplo:

1.    Son organizaciones horizontales, no piramidales. A diferencia de las ALSP, las firmas tradicionales generalmente tienen estructuras con varios niveles jerárquicos, en las que existen diferentes categorías de abogados como asociados junior, asociados senior y socios. 2Le huyen a la hora facturable o «billable hour», favoreciendo así esquemas alternativos de facturación generalmente a costo fijo.

2.    La tecnología juega un rol preponderante en las ALSP, quienes la utilizan para automatizar y hacer más eficientes sus flujos de trabajo. Los Proveedores de Servicios Legales Alternativos, al ser organizaciones dinámicas y flexibles, han demostrado gran resiliencia y capacidad de adaptación al cambio que genera la tecnología, en lugar de resistirse a ella.

3.    No solo se dedican a dar asesoría estrictamente jurídica, pues también guían a los clientes en temas afines a la prestación de servicios legales como la automatización y administración de procesos.

¿Cómo se clasifican?

Los Proveedores de Servicios Legales Alternativos, se clasifican dependiendo principalmente del tipo de organización que son o a la cual pertenecen. Están las que operan de manera independiente, que son la mayoría; las «cautivas», que son aquellas que pertenecen a un despacho tradicional, o las que forman parte de las llamadas «Big Four», o sea las firmas de auditoría.
Las ALSPs se enfocan en la prestación de servicios legales de ciertos nivel, especialmente en temas operativos o de rutina, siendo un complemento ideal para servicios especializados como los que prestan las firmas tradicionales. Conforme las ALSP han ido ganando terreno en el sector legal, hay ciertos servicios que se han venido reconociendo como característicos de ellas; incluyendo:

1.    Talento Bajo Demanda. El «Flexible Legal Staffing», o también conocido como talento bajo demanda, ofrece la opción de contratar abogados para proyectos específicos, como transacciones, preparación de evidencia para un litigio etc. Al ser proyectos de corta duración, las empresas pueden optar por usar uno de estos proveedores y que les faciliten los servicios de un abogado bajo el modelo de talento bajo demanda, además de una plataforma robusta que le permita al profesional trabajar de manera eficiente. Algunos llaman a este modelo la «Uberización» del derecho, en referencia a la plataforma de movilidad, pues ciertos proveedores ofrecen a los abogados la flexibilidad de escoger los proyectos en los que se quieren involucrar, con la posibilidad además de definir sus horarios, y, en ciertos mercados en los que las tarifas no están reguladas, hasta sus honorarios.

2.    «Contract Lifecycle Mangement». Estos proveedores optimizan, por medio de plataformas CLM, por sus siglas en inglés, el proceso de redacción, modificación y firma de contratos. Además, custodian los documentos y llevan el control de las fechas relevantes como su firma o vencimientos. Los CLM son aliados estratégicos para empresas que manejan grandes volúmenes de contratos.

3.    Outsourcing de Proyectos. Los LPOs por sus siglas en inglés («Legal Project Outsourcing») prestan servicios de administración y diseño de procesos legales, con el fin de operativizar tareas repetitivas, como podrían darse en un proceso de debida diligencia en una compañía. Otro servicio recurrente bajo esta modalidad es el de cumplimiento, en virtud del cual se administran cientos de sociedades alrededor del mundo, como las que suelen tener algunas empresas transnacionales. Las LPOs que prestan este servicio, verifican el cumplimiento que consiste en dar seguimiento periódico, para garantizar que las compañías cumplan con todas sus obligaciones conforme a la legislación local. Las grandes transnacionales tienen miles de subsidiarias de todo el mundo, que claramente están sujetas a cumplir con ciertas regulaciones locales.
La Revolución de las ALSP – Su impacto hoy

Los Proveedores de Servicios Legales Alternativos alteraron el status quo del sector legal y hay datos que lo demuestran. La encuesta bianual de Thomson Reuters, junto con Georgetown Law Center of Ethics and the Legal Profession y Saïd Business School de la Universidad de Oxford, analiza las tendencias del mercado en relación con los proveedores de servicios legales alternativos. Este reporte contiene datos muy positivos, que reflejan el gran momentum que viven las ALSPs:

1.    Los Proveedores de Swrvicios Legales Alternativos se han expandido un 145% desde que se lanzó el primer informe en 2015.

2.    El mercado de ALSP alcanzó un tamaño de aproximadamente $20.6 billones a fines del año fiscal 2021.

3.    Tanto los bufetes de abogados como los departamentos legales internos, se están dando cuenta del valor de los ALSP, citando su experiencia especializada, rentabilidad y capacidad para ayudar a administrar el personal.

4.    Las ALSP independientes siguen siendo las más comunes, mientras que las cautivas, o sea aquellas que nacen dentro una firma tradicional, son las que más están creciendo.

5.    La consultoría en tecnología legal está ganando terreno como un área sólida de negocios para los ALSP.

6.     Tanto los bufetes de abogados como los departamentos de derecho corporativo prevén un mayor uso de los ALSP en el futuro.
Retos de las ALSPs

Pero no todo es positivo para las ALSP, pues hay voces que aun dudan de ellas. Quienes las cuestionan, señalan que su impacto en el sector ha sido mínimo, si se toma en cuenta que el mercado global de servicios legales se estima en un trillón de dólares. Sin embargo, $20.6 billones pareciera ser una suma nada despreciable, en especial considerando que la industria legal tiene poca apertura al cambio.
También, hay quienes se preguntan si serán capaces de garantizar el mismo nivel de servicio, por lo que prefieren seguir trabajando con firmas tradicionales, en lugar de explorar soluciones innovadoras como las ALSPs. Este ultimo cuestionamiento ha ido perdiendo vigencia, conforme los Proveedores de Servicios Legales Alternativos han ido demostrando que son una solución de mucho valor agregado. Por ello, hoy, los bufetes y departamentos legales internos muestran mayor apertura a usarlos.

Sin embargo, en mi opinión el mayor reto para las ALSPs es el que afecta de igual manera a todos los jugadores del sector legal: bufetes tradicionales, departamentos legales internos y escuelas de derecho, sea mantenerse a la vanguardia del avance de la tecnología. Por ejemplo, hace tan solo unos meses las ALSPs eran la solución ideal para algunas de las tareas repetitivas y de poco valor agregado que existen en el flujo de servicios legales. Hoy, muchas de ellas las puede hacer Chat GPT en segundos. Está claro que, quien no sea capaz de adaptarse al cambio, está destinado a desaparecer.
Ahora, un punto que juega a favor de las ALSP es que, al ser organizaciones horizontales y más flexibles que, por ejemplo, las firmas tradicionales, tienen mayor capacidad de reacción y resiliencia.

Las ALSPs en Latinoamérica

Si bien las ALSPs en Latinoamérica vienen ganando fuerza, todavía son un fenómeno en proceso de maduración. Al sector todavía le falta consolidar bien su propuesta y así posicionarse como una opción alterna al modelo de bufete tradicional. Sin embargo, pareciera que este es un reto fácil de superar, gracias al gran talento que existe en la región. Hoy en día es posible encontrar proveedores legales alternativos con proyectos interesantísimos en jurisdicciones como Colombia, Chile, Perú, México, Panamá, entre otras.
Mi experiencia con PredictaBill desde que iniciamos operaciones formalmente hace dos años ha sido absolutamente positiva. Si bien no hemos sido ajenos a los cuestionamientos que señalé anteriormente, hemos logrado hacer que nuestra propuesta de servicios legales del día a día a costo fijo y con un fuerte componente de tecnología, vaya ganando terreno en el mercado de servicios legales.
Creo que el modelo de los proveedores de servicios legales alternativos crecerá vertiginosamente en Latinoamérica, tal y como lo ha venido haciendo en el resto del mundo. Sin embargo, la unión del sector y la colaboración entre las ALSPs, será clave para garantizar el éxito del modelo en la región.

Es entendible que fenómenos como las ALSPs generen cierto celo u oposición. Al ser humano, y aún más a los abogados, nos cuesta digerir el cambio. A pesar de ello, debemos de ver a estos proveedores , y en general, cualquier esfuerzo de cambio en la profesión, con buenos ojos. Sin duda, toda propuesta que genere impacto e innovación en el derecho debe de recibirse con los brazos abiertos.

Originalmente publicado en Latin Counsel en https://www.latincounsel.com/?Noticias=Las_ALSP_en_el_2023_son_tan_disruptivas_como_se_cree&lang=Spanish